· 

Dile adiós al acné con aceites vegetales

Si tienes acné y piensas que no puedes limpiar ni hidratar tu piel con aceites vegetales, aquí te explicamos por qué los aceites sí funcionan para tener una piel más sana y con menos brotes.

El uso de aceites naturales es clave para poder tener una piel radiante, hidratada y balanceada ya que remueven eficientemente suciedad e impurezas y aportan los importantes beneficios de sus componentes a la piel.  La clave está en usar los aceites adecuados de acuerdo a tu tipo de piel.

 

Debes saber que el usar ingredientes naturales es la mejor decisión, ya que las marcas de productos de cuidado personal que encuentras regularmente en las tiendas y supermercados contienen ingredientes muy cuestionables para la salud y para el medio ambiente.

 

El factor clave más importante para que algunos aceites sí funcionen para personas con acné y otros no, es la relación de ácido linoleico y ácido oleico en la composición química de los aceites.

 

El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado de la serie omega 9, mientras que el ácido linoleico es un ácido graso poliinsaturado ácido de la serie omega 6.  Las personas con acné presentan bajos niveles de ácido linoleico en los lípidos de su piel.

 

Cuando nuestra piel es deficiente en ácido linoleico, el sebo natural de la piel se vuelve grueso y pegajoso, lo que tapa los poros y crea acné.  Normalmente el sebo de la piel grasosa y con acné está compuesta de ácido oleico.  Lo que hay que hacer es crear un balance entre el ácido oleico y linoleico aplicando aceites con alto contenido de ácido linoleico directamente sobre la piel.  Cuando el sebo natural de nuestra piel está compuesto en mayor proporción por ácido linoleico, entonces nuestra piel está limpia y sin brotes.

 

Los aceites que tienen alto contenido de ácido linoleico y por lo tanto ayudan a las personas con acné son:

  • aceite de semilla de hemp
  • aceite de onagra
  • aceite de semilla de uva
  • aceite de semilla de calabaza
  • aceite de rosa mosqueta
  • aceite de soya

Por otro lado, los aceites de aguacate, macadamia, oliva y almendras dulces contienen altos porcentajes de ácido oleico, por lo que las personas con problemas de brotes en la piel deben evitarlos.

 

La fórmula del bálsamo hidratante para cara y cuerpo de Ma Petite Camille es hidratante, tonificante y reafirmante. También ayuda a prevenir y combatir el acné, ya que está elaborado principalmente con aceite de semilla de uva con alto contenido de ácido linoleico.

 

Los testimonios de Sandra y de Karla demuestran cómo el bálsamo hidratante les ayudó con las imperfecciones que tenían en su rostro.

Puedes complementar tu limpieza con un trapito de microfibra que te ayudará a remover el maquillaje por completo, exfoliar suavemente la piel, reducir finas líneas de expresión y limpiar poros tapados de mugre y bacterias sin alterar los niveles del pH de la piel.

¡Ayuda a tus amig@s con problemas de acné compartiendo esta información!

Escribir comentario

Comentarios: 0